jueves, 7 de abril de 2011

Relatos Eroticos: Me follé a una linda perrita - Zoofilia

Me encontraba muy arrecho en mi cuarto, no podia dormir daba vueltas en la cama y mi pene se puso muy duro, al palo y me salian liquidos seminales que empaparon todo mi calzoncillo.

Sali a mi corral y vi a mi perrita echada cerca de mi baño, cuando me acerque mi perrita me vio y se levanto, entonces pense si mi perrita me haria el favor de darme su huequito. Me miro y yo me agache hacia ella y mi pene se puso mas duro todavia y mas me salian liquidos seminales. Mi perrita creo que olfateo mi pene que comenzo a lamber mi mano pues yo acariciaba su espalda y acerque mi mano por su vulva que comenzo a abrirse y cerrarse.

Toque su conchita que estaba caliente y la sobe muy suavemente y ella se quebraba para atras, parecia que le gustaba que le sobe su vulva. Mi pinga se puso muy dura, entonces lo que hice fue llevarmela a mi cuarto para follarla ya no aguantaba mas. La alce en mis brazos y le dije acompañame, ella comenzo a sacar la lengua como si hubiera corrido mucho.

Ya en mi cuarto la puse a la orilla de mi cama y yo comence a desnudarme rapidamente y mi pene estaba duro. Mi pene mide 17 cm.de largo, pense si entraria en su huequito estrecho, me sente en la orilla de mi cama y acerque a mi perra por debajo de mis piernas, la puse mirando hacia delante de tal manera que su vulva quede cerca a mi pene para meterla. Dos dedos meti por su vulva, entro solo la mitad de mis dedos y senti algo elastico que no dejaba entrar todo, era su himen, mi perra era virgen... y yo me disponia a romper ese himen con gran placer.

Comence a sobar sus tetitas y mi perra seguia sacando la lengua como si hubiera corrido mucho. Luego con mi mano izquierda la sostuve de su cadera y con mi mano derecha agarre mi pene y la acerque a su huequito para introducirla, su vulva era marron oscuro, mi pene comenzo a penetrar su vulva que estaba calientita y apretada. Solo le meti la cabezota de mi pene pues no entraba mas, estaba estrecha la perrita.

Comence a empujar mas y mas y no entraba, entonces agarrando mi pene comence a sobar con el glande de mi pene su huequito haciendo circulos y girando y haciendo vaiven, lo hice para sobar su clitoris con la cabaza de mi pene. Sobaba y sobaba que rico se sentia pero yo queria meterlo todo.

Cuando comence a sobarle su clitoris con el glande de mi pene senti que se lubricaba mas su huequito y se ensanchaba de tal manera que sobando en circulos y casi metiendo mi pene en su vulva comenzo a entrar por ese huequito que estaba estrecho. Mi pene entro mas de la mitad y senti que al empujar para meter mas rompi su himen que la perrita dio un pequeño quejido de dolor y de placer, pues volteo a mirar su vagina que estaba metido mi pene y comenzo a lamber su vulva que estaba cerrado por mi pene.

Entro por fin todo y que apretado estaba, comence a meter y sacar, a meter y sacar y cada vez mas se ensanchaba su huequito que ya entraba con facilidad y sonaba flop flop flop. Cada vez mas salian nuestros liquidos lubricantes. Asi metiendola toda, los dos con mucho gozo y placer la abrace y la monte como se montan los perros encima de la perra.

Habia puesto unas esponjas en el suelo de tal manera que mis rodillas no se lastimen y asi estaba, sentia placer y como mi pene entraba por ese huequito, que delicia los dos gozando de nuestra arrechura.

Despues de unos dos minutos mas o menos senti un apreton en mi pene dentro de su vagina, cuando lo metia apretaba mas como para que no lo saque de su interior vaginal, que rico... Apretaba y soltaba y sentia como succionaba mi pene dentro de su vagina, como si su vagina chupase mi pene.

Comence a sudar, dale y dale dale y dale. Sacando y metiendo y mi perrita jadeando mas, hasta que vi que mi perra doblo sus dos patas como para echarse en el suelo y senti que mi pene se ensanchaba mas grueso dentro de su vagina y su vagina estaba mas apretada, me apreto muy fuerte. Osea senti que su vulva se se puso angosta apretando mas mi pene, al doblar ellas sus patitas me eche con ella en mi piso y alli la segui metiendo pero ya no podia sacarla de su vagina que estaba angosta. Quede enganchado con mi perra, no podia sacar mi pene de su vulva pues su huequito se redujo tanto que apreto mi pene y no podia sacarlo.

Quedamos pegados como perro y perra, asi de esa forma ella me succionaba por dentro mi pene como si lo chupara, su vagina ha ha ha ha... que rico como lo succionaba, ha ha ha muy rico... Hasta que me vino mi extasis, llegue al orgasmo dentro de su vulva, me vacie dentro de su vulva que no podia sacarlo y tambien yo no queria sacarlo pues se sentia unas delicias que como apretaba mi pene duro dentro de su vulva.

Todo el semen me vacie dentro de su vulva. La abrace fuertemente por detras de ella y asi quedamos pegados por nuestros organos reproductores pegados. Ella me seguia succionando el pene dentro de su vulva.

Despues de unos 20 minutos su vulva se comenzo a agrandar y mi pene que estaba duro y rigido comenzo a flaquear y a ponerse delgado de tal menera que comenzamos a despegarnos, poco a poco iba saliendo mi pene de su huequito, calientito y muy mojado. Cuando salio mi pene de su vulva mi pene estaba rojo de tanto que estuvo dentro de ese huequito succionador.

Ella se comenzo a lamber su vulva limpiandose del semen y yo me voltee sin pararme a un lado boca arriba en el suelo de mi piso disfrutando de esa follada rica. Luego que ella se lambio toda su vulva vino hacia mi y comenzo a lamber mi pene limpiandolo totalmente, que rico que me lambia el pene. Bueno mi pene ya estaba flacido y no estaba parado pero lambio todo mi glande dejandolo limpio, que rico que senti...

Esto es veridico lo que sucedio en mi casa unas de las veces que folle a mi perra de un año

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Grants for single moms